Onda ilicitana R4G
Escucha en Directo
104.4 FM

Últimas Noticias

En tus RSS

La ausencia de aficionados en los estadios da ventaja a los equipos visitantes, según un estudio de la UA

Según una investigación de la Universidad de Alicante,  los árbitros parecen haber dejado de favorecer a los equipos locales durante el periodo de pandemia

La Covid-19 ha tenido consecuencias en todos los ámbitos y sectores a nivel mundial. Y por ello, el investigador del Departamento de Fundamentos de Análisis Económico de la Universidad de Alicante, Carlos Cueva, ha llevado a cabo un estudio para evaluar el efecto de estadios vacíos en el fútbol durante la pandemia. En concreto, el experto economista de la UA ha profundizado en el impacto en la ventaja del equipo local, tanto en resultados como en decisiones arbitrales.

Los datos reflejados en el artículo “Animal Spirits in the Beautiful Game. Testing social pressure in professional football during the COVID-19 lockdown”, apuntan que la ventaja del equipo local se reduce a la mitad. “Antes del cierre de estadios al público, el equipo local ganaba un 45% de los partidos frente a un 29% del equipo visitante, una diferencia de 16 puntos porcentuales. Tras el cierre de estadios, pasa a ser un 41% de victorias locales y un 33% de visitantes, una diferencia de 8 puntos porcentuales”, señala Cueva.

Otro de los resultados significativos que arroja esta investigación es la diferencia entre el número de tarjetas que recibe el equipo local y el visitante: amarillas, rojas, faltas… “El periodo de pandemia es el único en el que los árbitros no castigan más a los visitantes que a los locales”, afirma el economista.  En este sentido, en lo que se refiere a las decisiones arbitrales, el estudio muestra que la ventaja del equipo local -que era significativa con público- desaparece completamente. “Con público, al equipo visitante le pitan un 3% más de faltas y le sacan un 17% más tarjetas amarillas y un 33% más tarjetas rojas que al local. Tras el cierre de estadios, estas diferencias, que eran estadísticamente muy significativas desaparecen”, añade el investigador de la UA.

Según se muestra en la gráfica azul, un equipo que juegue de local tiene un 4% menos de posibilidades de ganar que antes de la pandemia, y su rival un 4% más.  En los gráficos verde, amarillo y rojo, el comportamiento de los jueces sobre el campo varía visiblemente cuando no hay presión desde la grada. “Pasa de haber una clara desigualdad a favor del equipo de casa a igualarse”, puntualiza Cueva.

Gráfico de barras que muestra las atenciones arbitrarias por años

Leave a comment

A %d blogueros les gusta esto: